Hoteles en Lisboa

 
  • Decrease font size
  • Default font size
  • Increase font size
Palacio Nacional de Queluz Imprimir E-Mail

Visite el Palacio de Queluz. Inicialmente un Palacio de Verano, que más tarde se convirtió en la residencia de la familia real portuguesa.

El Palacio de Queluz nos recuerda a Versalles, por sus jardines, estatuas y fuentes. Posee una valiosa colección de obras de arte decorativo, de mobiliario portugués, alfombras de Arraiolos, retratos reales, porcelana china y europea, así como orfebrería.

Los salones tienen una dimensión humana e intimista y están decorados con talla dorada y telas pintadas, ilustrando bien la evolución del gusto en Portugal, desde la segunda mitad del siglo XVIII hasta el primer cuarto del XIX, pasando del rococó al neoclásico.

El Palacio se integra en un amplio conjunto del que forman parte los jardines geométricos "a la francesa", las dependencias de la cocina vieja, hoy el renombrado restaurante «Cozinha Velha», y las instalaciones de la Guardia Real, actualmente convertidas en "Pousada" de Queluz.

El Palacio es en la actualidad escenario de frecuentes conciertos musicales, y acoge con regularidad a jefes de estado y de gobierno y del cuerpo diplomático en recepciones oficiales.

En el picadero al aire libre, puede asistir a una exhibición de la Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre entre abril y octubre.

Historia del Palacio de Queluz

El Palacio Real de Queluz, o Palacio Nacional de Queluz, es uno de los principales palacios de la familia real portuguesa, que a partir de su construcción se convirtió en la principal residencia de los miembros de la Casa de Braganza. A su alrededor se desarrolló la población de Queluz, ciudad cercana a Lisboa perteneciente al municipio de Sintra.

Lo hizo construir en 1747 el infante, y después rey, Pedro III en el emplazamiento ocupado por un palacio de origen rural de los marqueses de Castelo Rodrigo. El cuerpo principal del palacio se inició en 1758 bajo las órdenes de la reina María. A partir de 1755, el palacio tomó gran importancia como consecuencia de la devastación de la ciudad de Lisboa tras del Gran Terremoto del 1 de noviembre de 1755.

Los principales arquitectos del recinto son los portugueses Mateus Vicente de Oliveira y Manuel Caetano de Sousa, además del francés Jean-Baptiste Robillon.

Conocido como el Versalles portugués, la participación de los mejores arquitectos, decoradores y jardineros de Europa ayudaron a convertir el recinto del Palacio Real en un referente de la arquitectura palatina del siglo XVIII. A pesar de la influencia francesa e italiana, el palacio tiene rasgos típicamente portugueses, tales como la baldosa azul, los famosos azulejos.

Con la ocupación francesa del 1807, el palacio sufrió serios daños y entró en un progresivo declive como consecuencia de la construcción de diferentes palacios reales en la vecina Sintra. El palacio fue donado por el rey Manuel II al Patrimonio Nacional portugués.


Hoy día es una de las excursiones preferidas de los turistas que visitan la capital portuguesa y desean conocer el patrimonio histórico próximo a la ciudad.

Horarios

09.30h - 17.30h
Admisión de visitantes hasta las 17.00h


Cierra los martes.

Entrada/Precios

Entrada: € 7,00

Fotos del Palacio Nacional de Queluz