Hoteles en Lisboa

 
  • Decrease font size
  • Default font size
  • Increase font size
Inicio arrow Lisboa arrow Los Barrios
Los Barrios Imprimir E-Mail

El núcleo histórico se divide básicamente en cuatro barrios:

Baixa

La Baixa es el corazón de la ciudad. Se encuentra sobre las ruinas de la antigua ciudad que destruyó el terremoto de Lisboa de 1755. Su planificación urbana, de calles en cuadrícula y edificios similares se debe al Marqués de Pombal. La Baixa es también el mayor distrito comercial de Lisboa. En ella se encuentran la mayoría de monumentos, como el Teatro Nacional Doña María II, la Praça do Comércio y el Rossio.

Alfama

Alfama es un barrio de estrechas calles, cuna del fado. Sobrevivió al terremoto de Lisboa. En la alfama se encuentra la mayoría de locales de fado, donde se puede disfrutar de una cena o una copa mientras se escuchan las canciones en directo. A diferencia del Bairro Alto, la Alfama es una zona mucho más tranquila. En ella también se encuentra la Catedral así como el Castillo de San Jorge.

Barrio Alto

El Barrio Alto en portugués Bairro Alto, otrora conocido como Vila Nova dos Andrades, es un barrio que se encuentra en Lisboa (Portugal), queda elevado con respecto a la Baixa Pombalina de Lisboa, y frente al Barrio de la Alfama de Lisboa. Constuido mas o menos en plano octogonal al final del siglo XVI, es uno de los barrios mas pintorescos de la ciudad.

Antiguamente se podía acceder a este barrio desde el de la Baixa Pombalina en elevadores, de entre los cuales el más famoso es el elevador de Santa Justa.

Desde los años 80 es una de las zonas mas conocidas de las noches lisboetas, con inumerables bares, restaurantes e incluso casas de fado, lugar donde se sitúaban casi todos los órganos de prensa de distribucion portuguesa. En los últimos 20 años adquirió una vida propia y caractéristica, donse se mezclan diferentes generaciones en búsqueda de diversión.

Barrio de Belém

En la ribera del Tajo, se encuentra el barrio histórico de Belém. Su principal atracción turística es el Monasterio de los Jeronimos, cuya construcción comenzó en 1501 y se tardó 70 años en terminarlo. Durante su construcción, el monasterio costó el equivalente a 70 kg de oro por año. La mayor parte de los costes fueron sufragados mediante el comercio de especias. Es el mejor ejemplo de lo que se ha denominado estilo manuelino, cuya inspiración proviene de los territorios visitados durante la era de los Descubrimientos, estando también influenciado por el gótico y el estilo renacentista. Los restos de Luís de Camões, autor de la obra Os Lusíadas, pueden ser visitados en el monasterio, donde reposan junto con los de Vasco da Gama. Muy cerca del monasterio se encuentra la Torre de Belém.