Hoteles en Lisboa

 
  • Decrease font size
  • Default font size
  • Increase font size
Inicio arrow Turismo arrow Baixa y Avenida arrow Praça da Figueira
Praça da Figueira Imprimir E-Mail

La Praça da Figueira es una gran plaza de la Baixa, situada a tan solo unos pasos del Rossio. Esta plaza no existía en el siglo XVI y el emplazamiento estaba ocupado por el Hospital Real de Todos los Santos, construido entre 1492 y 1504, que fuera durante mucho tiempo el más importante centro sanitario de Lisboa. Seriamente dañado durante el terremoto de 1755, el edificio del hospital nunca fue reconstruido y fue completamente demolido veinte años más tarde.

En el gran espacio que quedara vacío vio su nacimiento un gran mercado a cielo abierto, donde abundaban las frutas y verduras. Cambió entretanto de nombre en varias ocasiones: Horta do Hospital, Praça das Ervas, Praça Nova y, finalmente, Praça da Figueira, la Plaza de la Higuera en español.

En 1835 el espacio fue arbolado e iluminado y en 1849 el predio fue cerrado con una cerca con ocho puertas de acceso. El mercado alcanzó sus mejores tiempos cuando en 1882 fue aprobado el proyecto para la construcción de un edificio metálico rectangular, provisto de cuatro torres, que cubriría los 8000 metros cuadrados de la plaza. La oferta de productos se amplió según la demanda de la población al tiempo que, por su situación central, el mercado se convirtió en un verdadero emblema de Lisboa, y solían realizarse allí fiestas en honor a los santos patronos de la ciudad.

La modernización y la necesidad de ampliar las redes viales en Lisboa hicieron que en 1947 se decretara el fin del mercado de la Praça da Figueira. En 1949 se celebró el último San Antonio y ese mismo año el edificio fue demolido.

Hoy la plaza es un amplio espacio donde reinan las palomas en torno a la estatua ecuestre del rey Juan I (1357-1433), obra de Leopoldo de Almeida erigida en 1971 en el centro y desplazada en el año 2000 hacia una esquina para que fuera visible desde la Plaza de Comercio. El proyecto de renovación de la plaza preveía además cubrir las fachadas de los edificios que la circundan enteramente con los típicos azulejos portugueses, pero hasta hoy los lisboetas todavía se preguntan qué fue de aquellos azulejos.

Fotos de la Praça da Figueira