Hoteles en Lisboa

 
  • Decrease font size
  • Default font size
  • Increase font size
Inicio arrow Itinerarios arrow Lisboa para parejas
Lisboa: una ciudad para el romance Imprimir E-Mail

La esplendorosa luz blanca, que se refleja en el espejo de agua del Tajo, el fado y sus amores acompañados a la guitarra, los paseos por callejones y callejas, los sabores y los colores: todo eso es Lisboa, ciudad hecha para el romance.

Salte entre colinas y suba serpenteando por callejuelas a bordo del tranvía 28, que le lleva casi hasta el Castillo, y piérdase a pie por las calles llenas de recovecos de Alfama y Mouraria, cuna del fado. De día, le transportarán a sus orígenes árabes. De noche, le hipnotizarán con sus voces fadistas. No faltan tabernas y restaurantes típicos. Pruebe los tradicional Parreirinha de Alfama o el Club do Fado. Muy cerca de allí, casi al lado de la vieja Catedral, visite la iglesia bendita de Santo António, santo casamentero, donde se pide suerte en el amor.

Atraviese las calles de la Baixa y disfrute del encanto del Chiado, donde encontrará, sin duda, el regalo ideal para su ser más querido, en esta meca de tiendas tradicionales y modernas. En la famosa Brasileira beba un café al lado de Fernando Pessoa y suba al Barrio Alto, espiando por ventanas que dan a jardines escondidos.

Después de un paseo a lo largo del Tajo, disfrute del frescor del claustro del Monasterio de los Jerónimos y recorra la penumbra de las salas del Museo Nacional de Arte antiguo. Por el camino, disfrute con la sensualidad de los verdaderos pasteles de Belém en la famosa fábrica homónima.

Para jurarse amor eterno, descubra la intimidad en pareja en el esplendoroso Jardín Botánico, en el Jardín Tropical o en la "Estufa Fria" (Invernadero del Parque Eduardo VII). Y al atardecer saboree un excelente vino en la Enoteca Chafariz do Vinho, en Mãe d’agua, o un Cosmopolitan en la terraza de la discoteca Lux, asomada al Tajo, en el crepúsculo, antes de que la música invada los salones.